977 302 092ingenieria@seare.es – Seare S.L. Ingeniería de soporte en infraestructuras

linkedin

Inicio | Gestión ingeniería civil | Detalles de APQ

Detalles de APQ

El almacenamiento de productos químicos (APQ) es una labor especializada que requiere la participación de especialistas cualificados que permitan el éxito de la instalación. Por eso, la empresa que realizará el almacenamiento debe contar con asesoría y atender todos los detalles relacionados.

En primer lugar, necesita tomar en cuenta las consideraciones legales, ya que España regula estos depósitos y tiene especificaciones técnicas para ellos en el Real Decreto 379 de 2001. De hecho, no solo se reglamenta el almacenamiento propiamente, sino también la movilización de estos productos y la ampliación de la capacidad de los depósitos. Adicionalmente, existen reglas para su marcaje y etiquetado.

El tratamiento de estos productos químicos es competencia del Ministerio de Ciencia y Tecnología, pero los aspectos prácticos pueden estar delegados en la comunidad, como el registro de almacenes. Por ello, la empresa interesada en instalar, modificar o, incluso, eliminar su almacén debe tramitar autorizaciones y permisos ante la comunidad autónoma donde se ubica.

Apq

apq

APQ y revisiones

Junto al marco general, la legislación desarrolla aspectos técnicos específicos para productos inflamables, de etileno, cloro, amoníacos, recipientes de gases comprimidos, y líquidos corrosivos o tóxicos. Se trata de un desarrollo que busca la conservación del ambiente y la salud, y que además va en consonancia con lo que marca la Unión Europea.

Queda sujeto además a inspecciones periódicas que verifican su estado y funcionamiento, y sus responsables tienen responsabilidad civil sobre él.

La legislación ordena en algunos casos que los proyectos sean desarrollados por profesionales técnicos cualificados en el área, que sean visados por el colegio profesional del área y certificados por organismos de control.

Por eso, este almacenamiento implica un trabajo especializado y, además, cambiante, puesto que los documentos técnicos del ministerio van ajustándose a los nuevos tiempos y la evolución técnica. Ello requiere profesionales dedicados a la materia y en constante actualización.